Cash Flow vs. Beneficio Neto

¿Qué relación tiene el beneficio de tu negocio con el dinero que ves en la caja o la cuenta bancaria? ¿Se puede estar en concurso de acreedores a pesar de tener una sociedad que da beneficios? ¿Puedes estar ante un negocio que no da beneficios teniendo la cuenta bancaria con fondos?

La respuesta a todo ello se fundamenta en la relación entre cash flow y beneficio neto. Son preguntas determinantes a la hora de analizar el rumbo y la viabilidad de un negocio, pero es clave poder reconocer los matices de ambos conceptos.

BENEFICIO NETO

El beneficio neto, también denominado resultado del ejercicio, es un concepto puramente contable. Tiene en cuenta los datos extraídos de la contabilidad y representados en la cuenta de explotación o cuenta de pérdidas y ganancias. Es decir, hablamos de ingresos menos gastos. Así de simple. Bueno, no es tan simple, pero así nos entendemos.

Por tanto, el beneficio neto marca la ganancia que obtienes de tu negocio en un período determinado. Como es lógico, si el beneficio es inferior a 0, la cosa estará chunga y estarás incurriendo en pérdidas. La principal finalidad de la obtención de este beneficio neto se encuentra en la fiscalidad. Es decir, los impuestos pagados a la Agencia Tributaria lo haces en base a este importe.

LIMITACIÓN DEL BENEFICIO NETO

Desde el punto de vista de operativa financiera, tener en cuenta únicamente ese beneficio neto es insuficiente. Hay una serie de partidas integradas en él que tienes que obviar para poder tener una imagen fiel de la posición financiera de tu negocio.

El caso más representativo son las amortizaciones, es decir, la distribución de un gasto en diferentes ejercicios. Podemos ver un sencillo ejemplo para entenderlo:

Se produce la compra de una máquina de 300.000€ que se amortiza en tres años y se abona al contado. El gasto (amortización) será de 100.000€ cada año y el beneficio neto (contable) de cada uno de los tres años llevará incorporado esos 100.000€ (como gasto, lógicamente). Pero desde el punto de vista financiero, el primer año conllevará un desembolso de 300.000€ y en el resto de años no habrá influencia alguna.

De la misma forma, las ventas generadas, pero no cobradas; las periodificaciones o las provisiones son otros ejemplos que impiden al beneficio neto ser un dato definitivo.

NORMAS CONTABLES

¿Por qué ocurre esto de que la contabilidad no es suficiente para poder controlar las finanzas de tu negocio? Muy sencillo, porque la contabilidad se ajusta a las normas del Plan General Contable.

En el Plan General Contable se regulan, por ejemplo, las amortizaciones de las que hablábamos en el anterior apartado. También se encuentran en dicho Plan los principios contables. Uno de ellos, el principio de devengo es una norma contable que establece la obligación de registrar las operaciones cuando ocurren, con independencia del momento en que se paga o se cobra.

CASH FLOW

Como ves, limitar el análisis al beneficio neto es un error. De ahí que existan otros sistemas de control financiero. Podemos determinar que realizar un presupuesto de tesorería es básico para tener totalmente controlado el cash flow (o flujo de caja) de tu negocio.

El cash flow, por tanto, no es más que un control (normalmente generado en un Excel) de lo que te toca pagar y cuándo, y lo que te toca cobrar y cuándo.

El análisis del cash flow sí te permitirá seguir la verdadera evolución financiera de tu negocio, reflejando las entradas y salidas de caja. Gracias a este estudio más profundo puedes tener una visión más correcta del área financiera de tu proyecto, sabiendo cuándo tendrás un excedente (buenas noticias) y cuándo tendrás un déficit (malas noticias).

COMO RESUMEN

En definitiva, el beneficio neto es un dato, pero el cash flow es una herramienta. La obtención de beneficios (contables) en cada ejercicio económico no es el único objetivo que debes marcar a tu negocio. Además, hay que conseguir ajustar los cobros y pagos de forma eficiente.

 


Si necesitas resolver alguna duda en relación a estos conceptos, puedes ponerte en contacto con nuestros amigos de…

Jesús Justicia

Ver más post
3 comentarios en “Cash Flow vs. Beneficio Neto
  1. Julia

    Muchas gracias por el post, me ha quedado muy claro¡¡
    nos ayuda mucho a los que llevamos un negocio y no hemos pasado ni por un curso de contabilidad
    me pondré entonces con el presupuesto de tesorería 😉

     
    Responder
  2. Pingback: CCOO: 1,2 millones de trabajadores se beneficiarán de la subida del SMI - La Mayoría

Responder a Jesús Justicia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *