¿Cómo tributan los influencers?

Una de las acciones de marketing más utilizadas en la actualidad es la contratación de los denominados influencers. Tanto es así que, en algunos sectores determinados, como el de la moda y el retail, el 65% de las compañías contratan cada año a bloggers, instagramers o youtubers para sus campañas de marketing. Estas cifras extraídas del estudio “Estatus sobre el Marketing de Influencers 2017”, elaborado por la plataforma Launchmetrics, deja claro que algo está cambiando en el mundo del marketing y, por supuesto y en consecuencia, se abre un abanico de preguntas en relación a la contratación y tributación de estos nuevos profesionales.

En los últimos años ha crecido exponencialmente el número influencers y también el número de empresas que buscan a estos colaboradores para participar en la promoción de sus productos. No parece que se trate de una moda pasajera, sino más bien una nueva tendencia que se ha colado entre televisión, radio o prensa escrita para el anuncio de productos y servicios de todo tipo.

La Agencia Tributaria no parece estar por la labor de no ejercer un control grande en este tipo de profesionales, cuyos ingresos provienen de retribuciones en dinero o, en ocasiones, en especie, a través de los propios productos que muestran a sus seguidores en sus redes sociales. Algunos influencers no declaran estos ingresos por puro desconocimiento pero, como indica el artículo 6 del Código Civil, “la ignorancia de las leyes no excusa de su cumplimiento”. La pregunta es: ¿en qué régimen?

¿ALTA COMO AUTÓNOMO?

El influencer de referencia es un profesional que no cumple los criterios que marca una relación laboral -principalmente ajenidad y dependencia- entre la empresa que contrata y él mismo como contratado. No acude a la empresa en un horario determinado y la actividad y el servicio prestado no se produce bajo la organización y directrices de la empresa. En un caso como este, la empresa no deberá contratar laboralmente al influencer.

Ahora bien, ¿el influencer deberá darse de alta como autónomo en todo caso? Nos encontramos ante la misma pregunta que nos haremos si hablamos de cualquier profesional, y es que desgraciadamente no tenemos una respuesta cerrada para ello. Tenemos que analizar el criterio temporal y el económico de cada situación.

  • Criterio temporal: Si el influencer no realiza su actividad de forma habitual, no sería necesario que se diera de alta como autónomo. El criterio de habitualidad es totalmente subjetivo, por lo que la interpretación del propio interesado será clave para determinar su alta. Si tiene un blog o un canal de comunicación donde de forma recurrente promociona productos, ya existiría esa “intención de habitualidad” que le haría tener la obligación de darse de alta como autónomo. Si estamos ante una actividad habitual, será obligatoria el alta en autónomos. Si no nos encontramos en esta situación y consideramos que no hay habitualidad en nuestra actividad, pasaremos al criterio económico.
  • Criterio económico: Si el influencer cobra menos del SMI (Salario Mínimo Interprofesional) anual (en 2017 estaría en 9.906,40€) no sería necesario que se diera de alta como autónomo.

Si se produce el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), estos profesionales se encuadrarán en el epígrafe 899: Otros profesionales relacionados con los servicios a que se refiere esta división.

Además, deberán declarar sus ingresos en el IRPF a través de su declaración de renta como rendimientos de actividades económicasrepercutir IVA en sus facturas e incluir en ellas retención por IRPF, ya sea del 15% o del 7% si cumple con los requisitos para aplicar el tipo reducido.

Como podemos ver, cada situación debería ser analizada detalladamente, valorando las características mencionadas para determinar si será obligatoria el alta como trabajador autónomo o no.


Tanto si eres influencer como si no, si necesitas alguna aclaración recomendamos que te pongas en contacto con nuestros amigos de…

Jesús Justicia

Ver más post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *